lunes, 26 septiembre 2016

Últimos Artículos

A feed could not be found at http://www.abogada.us/leyes/feed/

Abogada.us

E-mail

 

Se dice que la primera mujer abogada, conocida en la historia ejerció en Babilonia en el año quinientos Antes de Cristo. Mucho se conoce, acerca del ejercicio de la profesión de la abogacía por parte del sexo masculino, pero poco sobre su ejercicio por las mujeres. Conozcamos un poco acerca de su historia en América latina. Hasta el año 1924, la abogacía no estuvo regulada en la legislación por lo cual podía ser ejercida libremente en el territorio, pero solamente por los varones hábiles, discriminando y limitando su ejercicio por parte de la mujer, la que podía ejercer únicamente poder de sus padres, de su marido o de sus hijos.


abogadaUn abogado (del latín advocatus), es aquella persona, licenciada en derecho, que ejerce profesionalmente defensa de las partes en juicio y toda clase de procesos judiciales y administrativos y, en general, el asesoramiento y consejo en materias jurídicas. En la mayoría de los ordenamientos, para el ejercicio de esta profesión, en algunos países se requiere estar inscrito en un Colegio de Abogados y en otros, es suficiente la autorización del Estado para ejercer.


La primera ley que reguló el ejercicio de la abogacía fue la Ley No.55, de 17 de diciembre de 1924, mediante la cual se la instituyó como una profesión; exigió requisitos académicos o de experiencia para su ejercicio y otorgó a la Corte Suprema de Justicia, competencia privativa para otorgar certificado de idoneidad para la práctica del derecho. No obstante, hasta esa fecha el ejercicio de esta profesión seguía estando limitada a los hombres.


Así, mediante Ley 52 de 1925, se derogó el artículo 416 del Código Judicial que restringía el ejercicio de la abogacía a la mujer y se reformó el artículo 415 del mismo código, permitiendo que tanto el hombre como la mujer, mayor de 21 años, pudiesen ser apoderados judiciales, siempre que cumpliesen los requisitos exigidos por la citada Ley.


Llame Gratis:  1-866-ABOGADA  (1-866-226-4232)

 
Latinos